¡Ay, cuánto me quiero!
¡Ay, cuánto quiero
mi sitio en Internet!
Es lejos el mejor,
porque es el mío.
Esta es mi familia.
Ellos realmente me
quieren  demasiado.

Esa niña... es una
niña muy misteriosa.
La mamá de esa niña. Bueno,
qué le va a hacer la pobrecita,
no todos pueden tener una tan
fabulosa como la mía.
Monstruos de la noche y
amigos imaginarios.
¡Compra mi libro!
YO
¡Mi libro en televisión!